OSB Tablero Estructural

MEDIDAS PARA EL USO DE PINO PÁTULA

La madera Pino Pátula puede venir en diferentes presentaciones, en las que varían su grosor o largo. Los productos más comunes hechos en esa madera son:

1. Madera cilindrada: Estaconería, alfardas ( de 2.20 a 8 m de largo, con diámetros entre 7 a 18 cm) y media madera.

2. Madera aserrada: Tabla deck, tablonería, tablilla de techo, tablilla de piso, tablilla de pared, medio tronco machimbrado, guarda escoba, guarda luz, varillones y otros.

Ahora que sabes qué productos se puedes sacar en esta madera, conocerás todo el proceso para producirlos. Desde la obtención de la materia prima, hasta el momento en que se aplica el inmunizante que permite mejoras sus propiedades y volverla la madera más duradera en el tiempo.


PROCESO PARA PRODUCIR MADERA INMUNIZADA


1. OBTENCIÓN DE LA MATERIAL PRIMA: El Pino Pátula que manejamos viene de bosques de reforestación ubicados en el departamento de Caldas y Antioquia, en los municipios de Yarumal, Angostura, Posadas, Llanos de Cuivá, Jardín y Envigado. Estas empresas tienen sello FSC el cual certifica que la madera utilizada viene de bosques de reforestación, dando un manejo sostenible para minimizar la huella ambiental que se genera en su producción.

2. CILINDRADO: En este paso se corta la madera de manera radial a través de la eliminación de cortezas y parte de la albura para que la madera quede con una forma cilíndrica y un acabado liso.

La máquina que se usa tiene diferentes cilindros con diámetros diversos para que se ajuste y dar forma a las variadas medidas que pueda tener la madera. Además, la madera que se inserta en este aparato tiene que ser recta ya que el sistema de sujeción está diseñado para lograr rectitud. De esta máquina sale toda la madera cilindrada como estaconería, alfardas y con un acabado liso.

3. MADERA TORNEADA: Esta máquina funciona bajo el mismo principio del cilindrado, la diferencia es que acá se permite utilizar maderas un poco torcidas o con problemas de nudo, dejando los productos con un acabado rústico.

4. ASERRADO: En este proceso se transforma la madera a través de cortes transversales y longitudinales para que quede cuadrada. Aquí se hace una estricta revisión viendo que la madera que sea insertada no cuente con nudos, bifurcaciones, agrietamientos o pudrimientos. Además, se revisa que después del corte la madera esté completamente derecha, sin curvaturas para que los clientes no tengan problemas a la hora de su ensamble.

La línea de madera rústica fue la solución para aprovechar la madera que es consideraba desecho por sus problemas de curvaturas, nudos o ramificaciones. Además, es ideal para aquellos clientes que cuenten con un menor presupuesto ya que esta es más económica que la de acabado liso. De esta máquina sale los estacones, estacas, embarcaderas y ponibles con acabado rústico.

5. SECADO: En esta parte, se extrae la humedad natural de la madera. Es la etapa más complicada y delicada de todo el proceso de producción porque no se sabe con exactitud que posibles cambios pueden tener la estructura en su forma y apariencia.

El secado aumenta la resistencia mecánica y mejora su propiedad como aislante térmico, acústico y eléctrico. Además, disminuye su peso lo que la hace más fácil para su transportación, y permite que después al cepillarse tome un aspecto liso y suave al tacto ya que la máquina se comporta mejor si la madera está seca.

Este proceso se hace a través de un horno de secado que permite controlar la temperatura, humedad en la madera y la humedad de equilibrio. De estos tres factores depende la calidad del resultado. Estos hornos cuentan con controlador de temperatura, humedad y ventilación que van ligados a una curva de secado, la cual permite hacer un secado más eficiente, controlado y de mucha mejor calidad que los procesos convencionales.

A medida que el horno alcance ciertas temperaturas, los poros de la madera se abrirán permitiendo la salida de la humedad natural de esta. Después, el aire generado por los ventiladores arrastra la humedad hacia los extractores, los cuales forzarán la salida de esta. Este proceso se hace lentamente hasta llegar a eliminar la mayor cantidad de humedad posible que pueda tener la madera.

6. CEPILLADO: Luego del secado la madera regresa al aserrío para continuar con el cepillado, el cual consiste en dar las medidas finales a la madera en grosor y altura. Todas las medidas están expresadas en cm, este proceso se hace en las molduradoras, máquinas que permiten dar diferentes formas a las piezas de madera. Estas máquinas son importadas y su gran ventaja es que ofrecen una mejor calidad en el terminado de la madera.

7. INMUNIZADO: Después del secado, se procede a inmunizar la madera a través del CCA tipo C que es una mezcla de Cobre, Cromo y Arsénico. El Cobre ayuda a prevenir el ataque de hongos, el Cromo permite fijar los químicos en las fibras de la madera y lo que es el Arsénico es usado como pentóxido para prevenir el ataque de los xilófagos.

El método de inmunizado es vacío- presión. El proceso inicia llenando con madera seca la autoclave mediante vagones dirigidos por rieles, luego se inunda la máquina con inmunizante y se aplica presión mediante una bomba a menos 22 PSI permitiendo que los poros de la madera se abran y permitan el ingreso del inmunizante. Por último, una bomba de presión se pone en funcionamiento llevando la presión a 180 PSI forzando el inmunizante a penetrar por todos los poros. Este método garantiza una penetración mínima del 90% de la albura de la madera.